Loading...

EL AMOR: ASí DE SIMPLE, ASí DE COMPLICADO

Ramón Torres  

0


Fragmento

INTRODUCCIÓN

Este es un libro para leer a solas o en buena compañía. No tiene un fin pretencioso, como dar cátedra o sorprender con ideas propias de una mente superior, dueña de un lenguaje técnico, depurado o tan ilustrado que nadie podría entender. El objetivo es que con palabras simples desafiemos las ideas que todos tenemos acerca de la actividad más fabulosa de la vida: amar a otro ser humano.

Estas páginas recogen un conjunto de ideas sencillas en el idioma de todos, para leer, analizar, reflexionar y ampliar el criterio y, sobre todo, desarrollar la habilidad de sostener una relación de pareja, en el marco de una familia donde todos encuentren la felicidad.

El amor, así de simple, así de complicado es un libro que te invita a encontrarte contigo y amarte con locura y a descubrir que el amor de tu vida eres tú. Este es un libro sin recetas, que tiene el deseo de que todo ser humano aprenda lo que es la reflexión personal.

Recibe antes que nadie historias como ésta

Esta lectura es un ejercicio que te permite entender cómo son las cosas y, a pesar de todo, ser feliz.

DR. RAMÓN TORRES
PSICÓLOGO

1
ASÍ ES EL AMOR

ENAMÓRATE DE TI

Todo ser humano tiene el poder de reflexionar y cambiar su historia. No necesitas de un psicólogo, un iluminado, ni un gurú... solo darte tiempo para ampliar tus convicciones.

Cuando te encuentres contigo, te enamores de ti y te ames profundamente, tu felicidad se complementará cuando aparezca alguien para acompañarte en la vida.

¿Lo más importante? Sigue trabajando en tu autoestima, enamórate de ti y construye una personalidad fuerte, invencible e indomable que nadie pueda doblegar. ¡Nunca te rindas!

NO TE OLVIDES

Todos los días intenta pensar y decretar cosas buenas, porque tu mente tiene poder para enfermar o sanar; para quebrar o prosperar; para amargarte o ser feliz.

Cuando tú te animas a visualizar lo que quieres, a creer aun sin que lo veas y a agradecer con tus palabras lo que aún no llega, algo pasa en la creación y eso se mueve hacia ti, porque al que cree todo le es posible.

EL PROPÓSITO DE LA VIDA ES SER
FELIZ Y VIVIR EN PAZ

Vivir en paz, y si en el camino aparece alguien con quien compartir el amor de pareja, mucho mejor. El secreto para tener una relación que perdure en el tiempo: el amor es una construcción de dos. Ningún otro número le queda bien sino es el dos.

Ambos deben colaborar y poner su mejor voluntad para que la pareja y la familia tengan éxito.

SE HACE CAMINO AL ANDAR

Toda decisión de ir más lejos, levantarse más temprano, estudiar más o iniciar un pequeño negocio lleva mucho sudor, mucho esfuerzo y, a veces, muchas lágrimas, que con el paso de la vida te pondrán en un lugar especial. Comienza a soñar y a diseñar tu destino.

Deja de hacer lo mínimo, apunta a lo máximo, y cuando todos se rindan tú sigue remando. ¡YO SÍ PUEDO! es una frase poderosa, porque los que se animan a creer, tienen el poder.

Quien diseña su futuro, aun sin tener nada, piensa cada día dónde abrirá su negocio, qué color tendrá su local, cuánto venderá por día y en qué banco tendrá su dinero. Quien no proyecta nada, se levanta cada mañana y hace lo mismo de siempre.

¡Porque si lo puedes soñar, seguro lo puedes lograr!

CÓMO DIFERENCIAR EL
ENAMORAMIENTO DEL AMOR

Es sencillo. Cuando solo hay enamoramiento, apenas llegan los problemas de la vida en pareja se acaba la pasión, y al poco tiempo se puede ver que ya no hay paciencia, no hay cariño, ya no hay abrazos ni besos, y se pasa a un sexo rápido, egoísta y sin emoción.

Al poco tiempo, meses o años, ya no existe diálogo, no hay comunicación, apenas monosílabos, y se nota que no existen muchas cosas en común. Viven juntos bajo el mismo techo, pero todo se hace en solitario. Se comparten algunas cosas, como la alegría por los hijos o la preocupación por los gastos, pero nada más.

Quien te ama a pesar de ti y tú le amas de verdad, a pesar de ella o de él, eso es el amor: dos personas imperfectas que se aceptan como son, que juntas deciden darse el tiempo para madurar y cada día se invaden de cariño, respeto, comprensión y mutua picardía, porque el amor es la fuerza más poderosa del universo.

AMOR INTELIGENTE

El amor se nutre de dos personas sabias. Un hombre cariñoso, detallista, protector, pendiente de su mujer, que no tiene reparos en mostrar su amor, que sabe escuchar, que la ayuda en la casa y la comprende en sus días complicados. Una mujer que lo cuida, que lo trata con ternura, que lo apoya en sus proyectos, y que cada día lo llena de cariño. Ambos se aman, ambos se cuidan, ambos se protegen.

Cada uno busca hacer feliz al otro, para la alegría de toda la familia, ya que el amor no es un milagro ni una lotería... es una construcción inteligente de dos personas que se conocen perfectamente y, a pesar de eso, deciden caminar juntas por la vida.

EL MÚSCULO DEL AMOR

Lo que era un gran sentimiento de enamoramiento y pasión, a los tres años (en promedio) se calma y comienza a enfrentarse al peligro de la rutina, y al escasear las emociones intensas del principio se puede creer que el amor se acabó.

Entonces, cuando ya no se sienten las mariposas en el estómago, porque el enamoramiento ya pasó, el amor se puede hundir fácilmente si no hay un ejercicio de la voluntad para hacer feliz a la otra persona.

Tanto mujeres como hombres tenemos que decidir disfrutar cada día la relación con la persona que amamos, y eso implica un sacrificio válido de parte de los dos para buscar hacer feliz a quien comparte su vida a nuestro lado.

AMAR EN LIBERTAD

Amar es un contrato que implica comprometer voluntariamente el deseo personal de estar juntos.

Cuando se necesita obligar, manipular o forzar a la otra/o para que quiera cumplir el “contrato de amor”, entonces es bueno leer las letras chiquitas: “Nadie está obligado a vivir con alguien a quien no quiere”.

Tampoco estás obligado a vivir con alguien que no quiere vivir contigo. El amor funciona cuando se nota el deseo de ambos, pese a los problemas y dificultades, de querer estar juntos. ¿Cómo lograr eso? Aprendiendo a amar en libertad, de modo que cada noche, al dormir pegaditos, esté claro que ninguno lo hace por cumplir o porque tiene frío.

Pues cuando es por obligación, simplemente no funciona.

Desde hoy me amaré con locura. Comeré mejor, reiré más, caminaré y haré ejercicio. Disfrutaré de las cosas simples, aceptaré a c ...