Loading...

EL INCREIBLE NIñO MENGUANTE (SERIE STINK 1)

Megan McDonald  

0


Fragmento

Image

¡Bajo!

¡Más bajo!

             ¡Bajísimo! —Stink era bajo. Canijo, pequeño, enano. Pequeño como una pulga, enano como una quisquilla.

Stink era el más bajo de la famila Moody (exceptuando a Mouse, el gato, claro). El más bajo de todo Segundo D. Probablemente el más bajo de los seres humanos del mundo entero, incluyendo Alaska y Hawai.

Judy Moody, su hermana, le sacaba más de una cabeza. Cada mañana Stink le pedía a Judy que le midiese. Y todas las mañanas se repetía la misma historia.

Noventa y siete centímetros.

Bajo, más bajo, bajísim

Recibe antes que nadie historias como ésta